Autoridades educativas y de salud han manifestado que durante el periodo de cuarentena por el COVID-19 aumenta el riesgo de sufrir accidentes, siendo los más frecuentes en los niños.

Pusieron como como ejemplo los ahogamientos, asfixias, caídas, envenenamiento y quemaduras, entre otros accidentes que pudieran presentarse si se descuida a los menores de edad y adultos mayores.

Mencionaron que ante este periodo en el que los niños pasaran cerca 40 días en casa es recomendable tomar las medidas pertinentes para evitar accidentes.

Reconocieron que los principales factores de peligro para que los adultos mayores sufran caídas son problemas de salud como falta de agudeza visual; disminución de capacidades físicas, cognitivas y sobremedicación.

Destacan condiciones inadecuadas de la vivienda como escaleras estrechas, superficies resbaladizas, poca iluminación, presencia de alfombras, calzado inapropiado, prendas de vestir sueltas, sillas de ruedas, bastones y andaderas incorrectas.

Compartir

Dejar respuesta