A través de los años se han contado infinidad de leyendas, algunas exageradas, otras demasiado apegadas a la realidad, sin embargo, solo quienes lo vivieron de cerca saben la verdad de cada una de las leyendas que se cuentan. Tal es el caso de las apariciones de una bella chica sobre la curva de la carretera al Ojo de Agua en donde se encuentra la reconocida ‘Hacienda de los patos’, que durante los años ochenta fue una prodigiosa hacienda en donde se sabía existían animales exóticos, entre ellos faisanes, osos, patos canadienses, cebras, etc. Cuenta la leyenda que hace 38 o 40 años dos jovencitas una de ellas realmente hermosa como de revista, al salir de clases y dirigirse a su casa, se toparon con varios hombres en un carro a quienes ellas conocían pero sus principios las hicieron negarse a las pretensiones de uno de ellos sin embargo una de ellas se encargó de que con engaños se llevaran a su bella amiga sabiendo lo que le esperaba pero por envidia a su belleza inigualable la entregó a sus verdugos quienes se la llevaron con rumbo a esta sobria Hacienda en donde solo el viento y los altos mezquites fueron testigos de las vejaciones a las que estuvo expuesta por manos criminales que arrancaron su inocencia, recorriendo su frágil cuerpo ya desnudo con sus burdas manos y saciando sus más bajos instintos uno a uno sobre aquel mutilado cuerpo de esa joven que su único pecado fue ser bella y deseada por un grupo de junior’s acostumbrados a tener a como diera lugar lo que querían. Esos seres desalmados no dudaron en hacer de la bella chica una muñeca de trapo que luego de hacerle lo inimaginable, la creyeron muerta y se la echaron de carnada a uno de los osos que tenían en exhibición en ese lugar, pensando que el oso la devoraría y así borraría su brutal hazaña. Sin saber que el animal solo desgarraría el cuerpo arrancando el último aliento de la joven quien no pudo resistir a tal aberración. Cuentan que en esas fechas de un día para otro se llevaron a todos los animales cerrando el acceso a la hacienda quedando abandonada, y las investigaciones arrojaron como culpable a un trabajador de la hacienda quien, a decir de su familia jamás sería capaz de tal atrocidad. Pero años después personas que por ahí transitaban mencionaban que escuchaban desgarradores lamentos de una mujer, y otros que escuchaban que pedía ayuda y cuando trataban de seguir la voz simplemente no había nadie. Para muchos no es más que una leyenda lo que si es cierto es que de ser real es una historia muy triste y sobretodo muy desgarrador para la familia de la chica, que por su belleza se convirtió en capricho para un hombre y envidia para aquella que sola la dejo.

Compartir

Dejar respuesta