Malas noticias para la gran mayoría de la zona rural, por la ausencia de precipitaciones, al menos así lo han manifestado agricultores y ganadores que cada vez ven más difícil las condiciones de vida en sus localidades.

Cabe destacar que la lluvia no solo beneficia a los agricultores, debido a que la captación y almacenamiento de agua de lluvia también es utilizada por los ganaderos, entre otros beneficios como la recuperación de los agostaderos.

De igual manera para la zona del Altiplano y casi todo el estado se ha asentado la sequía, pues se puede observar que algunas cosechas, principalmente de maíz, ya se secaron, aunado a las afectaciones de las bajas temperaturas registradas en días pasados, lo que han provocado problemas en los cultivos.

Es importante señalar que, en el desarrollo de la ganadería, la falta de precipitaciones significa una menor oferta forrajera y habrá que esperar si esta situación mejora o empeora para determinar un impacto en la oferta.

El cambio climático y la falta de lluvias en la región han afectado cultivos de maíz, además han provocado una severa sequía en los ejidos que forman parte de Matehuala.

Compartir

Dejar respuesta