MATEHUALA.- Existen casos de rehabilitación en donde el tiempo es la clave para lograr una mejor calidad de vida para las personas,  por lo que el Centro de Rehabilitación Integral, reanudará sus servicios en cuanto a las terapias, iniciando con pacientes que según su diagnóstico ocupan atención inmediata, por lo que se prevé iniciar el 18 de mayo del año en curso, de manera escalonada.

La Presidenta del DIF, Sra. Ludivina Sánchez Montejano, determinó la importancia de brindar la atención a los pacientes que según el análisis de la Doctora  Angélica Cristina Maldonado Rodríguez, especialista en rehabilitación, concluyó que hay pacientes que deben continuar con sus terapias para que no se pierda el avance que se tiene, por lo que  integró un plan de trabajo en donde se atenderá al usuario que  de acuerdo a su diagnosticó es necesario brindarle el servicio.

Para poder llevar a cabo este proceso de reanudación de servicio, el Coordinador del CRI, Lic. Juan Francisco Peña Moctezuma presentó un reglamento el cual deberá aplicarse de manera estricta para el control  de la salud en cuestión de prevención de contagios del COVID-19.

Como parte de dicho reglamento se estipuló el lavado de manos antes de ingresar, no se incorporarán a las personas mayores de 65 años o con problemas de enfermedades crónicas, no podrán ingresar personas que presenten síntomas de enfermedad respiratoria como fiebre, tos, falta de aire, será obligatorio la aplicación  de alcohol-gel  del 70% antes de ingresar a las áreas, así como el uso de cubrebocas para todo el personal y pacientes.

La entrada estará restringida por lo que solo podrá ingresar el paciente con un acompañante en caso de requerir asistencia o ser menor de edad, el usuario al ingresar a terapia física tendrá que abstenerse de manipular y utilizar objetos no requeridos para su tratamiento,  por lo que es importante llevar su propia toalla o funda para la almohada que va a ocupar.

Las consultas médicas se les dará prioridad a los pacientes subsecuentes, únicamente se recibirán dos pacientes de nuevo ingreso por día, la consulta será agendada por hora para que se dé un margen de tiempo en la salida del paciente y el ingreso de otro  sin que se empalmen en la sala de espera y para asignar tiempo para la realización de las medidas preventivas de contagio.

Cabe señalar que el personal del CRI mantendrá sana distancia por lo que no todo el personal regresará, solo estará el necesario para brindar el servicio, además es importante que los usuarios estén al pendiente ya que solo reanudaran terapias a los que se les notifique; en cuanto al traslado habrá medidas muy estrictas por lo que solo se transportará a un paciente por viaje.

Compartir

Dejar respuesta