La situación está de mal en peor en el sector de turismo, los viajes vacacionales cada vez se ven menos en las carreteras y periferias de la ciudad, afectado no sólo a este mercado si no también al comercial, ya que muchos puestos se veían beneficiados por el paso de turistas.

Aun que la economía se haya reactivado en algunos sectores y los ingresos ya están dando para poder disfrutar de unas vacaciones en el caso de algunos comerciantes, el cierre de los lugares turísticos o restricciones en las atracciones, limitan a que la gente salga de la ciudad o arriben a la nuestra.

Paradores turísticos se han visto afectados por la poca venta que se tiene, ya no se tiene visitas del extranjero como se acostumbraba, en esta temporada eran fechas en que las carreteras se veían llenas de vehículos en caravanas con distintos rumbos.

La inseguridad de le ha sumado a esta situación y han unido fuerzas para oprimir aún más el turismo, el alto índice de robos y asaltos oprime aún más este sector, los pocos que se animan a viajar por desgracia sufren algún tipo de atraco, el cual lo hace no querer volver.

Lo peor del caso es que entre más baje el turismo y la derrama económica que genera, muchas personas se quedaran sin empleo lo que provocará que la necesidad los provoque a salir a las calles y hacer lo posible por sobrevivir, aunque eso implique o sea una de las razones por las cuales se dispara la inseguridad en la ciudad.

Compartir

Dejar respuesta