MATEHUALA.- A través de redes sociales, se dio a conocer  una presunta denuncia de violencia obstétrica   por parte de médicos del Hospital 14 del IMSS,  donde presuntamente se recibió diversas burlas  y una mala atención por parte de algunos de los médicos y enfermeras.

Según  versión de la afectada, fue diagnosticada  con inicio de preclamsia por un ginecólogo particular, por lo que le fue emitida  un orden de intervención con cesárea,  sin embargo esta no fue aceptada  presuntamente por los médicos del Hospital 14, por lo que solo le fue suministrado medicamento para  el parto natural.

Señaló que  tras pasar un periodo de 3 días,  se le monitoreó el sonido del corazón del bebe, el cual en ese momento ya se encontraba sufriendo de taquicardia,  por lo que le fue reventada la fuente para poder pasar al quirófano, pero al momento de ingresar, se indicó que no se tenía el expediente un estudio que se necesitaba para entrar a lavar y que no había químicos, ni mucho menos fue solicitada la sangre para la intervención,  ya que era fin de semana.

Detalló que  tiempo después se le informó su traslado a la ciudad de San Luis potosí, por lo que tenían que esperar al arribo de una ambulancia,  y ante tal situación se vio con la necesidad de solicitar el alta voluntaria, para acudir a una clínica particular donde se practicó una cesárea de emergencia.

Aclaró que  ante lo anterior, el bebe nació sin respirar la tuvieron que reanimar sufrió taquicardia y sufrimiento fetal tuvo que estar en incubadora y con oxígeno por día y medio, por lo que a la fecha ya se encuentra fuera de peligro.

Cabe destacar que ante  esta información surgieron una serie de comentarios en los cuales expresaban  presuntas acciones de violencia obstétrica en el mismo nosocomio.

Compartir

1 Comentario

  1. En lo personal siempre pasa lo mismo, a mi esposa me refiere como sufrió de desatención en sus partos. Cuando lo recuerdo quisiere entrevistar a todas las mujeres de como las tratan y exigir una atención buena.

Dejar respuesta