CEDRAL. – Con una afluencia de mas de 2 mil personas en el centro de Cedral, la mayoría niños que con disfraz y bolsa en mano pedían su “Halloween” en los comercios y casas lo hacían sin la menor vigilancia policiaca y en medio del trafico vehicular, donde un menor estuvo a punto de ser atropellado ante la falta de un operativo y de agentes policiacos que regularan la vialidad.

Lo anterior puso en riesgo a los cedralenses que llegaron desde muy temprano a la plaza principal y comercios aledaños en la celebración del ya arraigado Halloween.

La policía brillo por su ausencia y solo un civil se pudo a dirigir de manera momentánea el trafico que en esos momentos ya era considerable y los niños sin medir el riego se lanzaban a cruzar las calles entre los vehículos.

La gente se preguntaba por la presencia del nuevo comandante de policía municipal el que tal parece solo se la pasa cuidándole las espaldas al presidente municipal y deja a la población a la deriva.

DEJA UNA RESPUESTA