VENADO S.L.P.- El domingo 11 de febrero, la parroquia de San Sebastián Mártir llevó a cabo la celebración por el Día del enfermo o bien, como el nombre que le da la iglesia: “Jornada Mundial del Enfermo”.

En la misa de 12:00, se dieron cita más de 70 personas que padecen de alguna enfermedad, para participar de la sagrada Eucaristía, la que fue presidida por el Pbro. Francisco Ramírez Sánchez, Cura de esta parroquia, el cual, durante la Sagrada Celebración, ungió con el crisma a todos los enfermos y dándoles un mensaje de esperanza y asimismo, ofrecieran sus dolencias al Padre Dios y a los que tienen un enfermo, que los vean de la mejor manera, les tengan paciencia y que no los abandonen a su suerte, ya que nos dieron lo mejor de su vida.

La memoria de la larga historia de servicio a los enfermos, es motivo de alegría para la comunidad cristiana y especialmente para aquellos que realizan ese servicio en la actualidad. Sin embargo, hace falta mirar al pasado, sobre todo para dejarse enriquecer por el mismo. De él debemos aprender: la generosidad hasta el sacrificio total de muchos fundadores de institutos al servicio de los enfermos; la creatividad, impulsada por la caridad, de muchas iniciativas emprendidas a lo largo de los siglos; el compromiso en la investigación científica, para proporcionar a los enfermos una atención innovadora y fiable.

Este legado del pasado, ayuda a proyectar bien el futuro. Por ejemplo, ayuda a preservar los hospitales católicos del riesgo del empresarialismo, que en todo el mundo intenta que la atención médica caiga en el ámbito del mercado y termine descartando a los pobres.

Al término de la sagrada Eucaristía, la comisión de pastoral de enfermos, ofreció un convivio a las personas asistentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.