Personas de la tercera edad y otras que cuentan con alguna discapacidad física, señalan que es urgente un programa para mejorar la condición de las banquetas en Matehuala, pues la mayoría de estas, están construidas a diversos niveles de altitud, lo que dificulta el adecuado desarrollo para muchos con alguna limitación.

 

Según las expresiones, cuando se construyeron estas vías no se pensó que en un futuro existirían personas que, por su condición física, tendrían problemas para subirlas y bajarlas.

 

“Algunos vecinos ya han acondicionado sus banquetas para que la gente que transita por ellas, no tenga que bajarse al arroyo de la calle, pero esto no es suficiente”, dijo uno de los entrevistados.

 

Don Salvador procede de una comunidad rural, cuenta con 89 años de edad y vino a consulta médica. Según el, invirtió más de dos horas para llegar desde la central camionera hasta la clínica, debido a que se le dificulta subir escalones altos por su edad avanzada.

 

Su esposa que lo acompañaba y quien también es octogenaria, dijo que les cuesta demasiado trabajo asistir a la ciudad debido a que por las banquetas no se puede caminar.

 

Ambos aseguran que además de que las banquetas cuentan con altos niveles, también existen personas que bloquean el paso con vehículos, material de construcción u otros objetos, lo que incrementa el riesgo para personas adultas y con alguna discapacidad física.

 

DEJA UNA RESPUESTA