Cedral.- No cabe duda que los años no pasan en balde y tarde o temprano cobran su factura, situación que afecta por la falta de rampas para discapacitados, al igual que banquetas en buenas condiciones que permitan que algunas personas vulnerables, como son niños, adultos mayores y personas con alguna discapacidad, transiten por las calles de la ciudad.

Como ya se ha manejado en este medio informativo sobre el tema, las personas con discapacidad indicaron que esta situación, aunada a que las banquetas se encuentran en malas condiciones y en el mismo sentido, existen conductores estacionando sus vehículos en los sitios de las rampas, personas en ciertas condiciones, tienen dificultades de acceso al mercado o ir sobre las banquetas porque están obstruidas con material o escombro.

Sobre este problema solicitan a quienes corresponda, llamen la atención a los conductores que no representan los espacios asignados especialmente para personas con discapacidad, además, no es el único lugar, siempre hay malestar en otros sitios públicos de la ciudad, por lo que hace falta tener mayor cultura al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA