¿Qué puede tener de escalofriante la selfie de una niña en pleno día de campo? Pues esa es la pregunta que miles de internautas se están haciendo luego de que se viralizó la instantánea de una pequeña de 13 años que disparó el flash de la cámara sin saber lo que había detrás de ella.

Su nombre es Haley Ogletree, originaria de Tifton, Georgia, quien hace un par de días fue con sus abuelos a un soleado día de pesca y como no podía faltar la foto del recuerdo, inmortalizó el momento.
Sentada en la furgoneta, Haley sonrió a la cámara mientras a sus espaldas estaba su hermano, Kolton, pero al revisar la imagen se llevó el susto de su vida.
Y es que la niña descubrió que a pesar de que estaba sola con sus abuelos y hermano, una figura espectral se coló en la imagen.
Por tal motivo, la niña compartió el aterrador material y le dijo a su mamá, la señora Jessica Ogletree, quien lo subió a Facebook con el siguiente mensaje: “Ese hombre no estaba allí. Los únicos que estaban en el lugar eran Haley, Kolton y sus abuelos Dennis y Vera“.
Más tarde usuarios de dicha red social reaccionaron al material que espantó a más de uno en Estados Unidos y coincidieron con que sí se trata de un Fantasma, aunque otros manifestaron sus teoría de lo que puede ser:
Probablemente sea el reflejo de una fotografía de una revista o libro dentro de la furgoneta“, “¡Eso es un fantasma!”, “Es Tiger Woods“, entre otros comentarios que no podían dar una explicación lógica a lo que había en la selfie de la niña.

DEJA UNA RESPUESTA