En pleno siglo XXI prevalece el rechazo y marginación a personas que sufren cualquier tipo de discapacidad, en lugar de que existiera mayor sensibilidad en la población, por lo contrario faltan programas de respeto inclusivo.

Comentaron algunas personas, que hoy en día existe en número considerables de personas con alguna discapacidad motriz que se encuentran en sillas de ruedas, que usan muletas, bastones, que se les dificulta para caminar, en gran parte del municipio por lo que se les dificulta tener una vida digna.

Finalmente comentaron que además la falta de oportunidades de empleo, sufren el dificil acceso a las rampas, incluso por operadores de transporte públicos y conductores de la localidad no respetan los espacios exclusivos para personas con discapacidad. 

Compartir

Dejar respuesta