Real de Catorce.- Después del día 12 de octubre de ser subida la imagen de San Francisco de Asís al centro del altar del templo como cada año, continúan la visitas de peregrinos al legendario sitio minero ya que desde temprana hora de este pasado sábado 19 y ayer domingo 20, las calles empedradas se llenaron de visitantes al llegar a postrarse ante la venerada imagen de “Panchito” como de cariño le llaman los fieles peregrinos.

Durante el día de ayer domingo 20 antes del amanecer, los grandes tumultos de peregrinos llenaron las empedradas calles y el ajetreo y el bullicio, producido por los numerosos grupos de personas que estuvieron llegando desde temprana hora a la ciudad minera, convirtieron la arteria principal de Lanzagorta en un río de feligreses, que desde sus lugares de origen acuden a Real de Catorce como cada año a realizar su visita al milagroso Santo de Asís.

Cientos y cientos de peregrinos entre ellos provenientes de las ciudades de Saltillo, Monclova, Ciudad Acuña, Ciudad Altamirano, Reynosa, Monterrey, Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Matamoros, Ciudad Mante entre otras más, se dieron cita el día de ayer al pueblo minero al realizar un camino en autobús sin importar las distancias y darse la oportunidad, para la reflexión personal y la renovación espiritual, para seguir creciendo en la fe y la devoción que existe al queridísimo “Panchito” en los terruños de la Zona Altiplano.

El próximo sábado 26 y último domingo del mes de octubre se espera también el arribo de multitudes de personas que estarán llegando al lugar. A partir de las 12:30 horas del domingo 27 será la entrada de las peregrinaciones de la colonia Independencia de la Ciudad Metropolitana de Monterrey, así como la peregrinación de la empresa Confecciones y Maquilas Cepeda Ruiz procedente de la ciudad de Saltillo, Coahuila.

Cabe mencionar que a lo largo de las festividades religiosas en el también Pueblo Mágico del árido Altiplano, todo ha transcurrido en tranquilidad gracias a los esfuerzos de la administración municipal presidida por la edilesa María Guadalupe Carrillo en coordinación con los uniformados del orden municipal, estatal, eventual y desde luego con las fuerzas militares para la vigilancia y seguridad de lugareños y visitantes, que han estado presentes y al pendiente durante el desarrollo de una de las fiestas más importantes del sitio de fama nacional e internacional.

Compartir

Dejar respuesta